Muchas veces la falta de tiempo, la comodidad o incluso las atractivas ofertas de restaurantes, influyen en la decisión de comer fuera de casa.
Esta decisión puede ser una alternativa saludable para toda la familia, si cuidamos lo que consumimos.

¿Cómo cuidarnos a la hora de comer fuera de casa?

Partiendo de la base que tanto en casa como fuera debemos cuidar nuestros hábitos de alimentación, a veces se nos hace más difícil cuando vamos a comer en un restaurante.  A esto le sumamos que no sabemos de dónde provienen los ingredientes ni la forma de prepararlos. La mayoría suele contener azúcares, grasas, sodio y colesterol, que pueden afectar a nuestra salud.
No obstante, hay alternativas: siempre será mas saludable un plato a la plancha que un rebozado o fritura, una opción muy acertada puede ser una ensalada. Y en lugar de dejarnos llevar por unos postres hipercalóricos, tenemos la posibilidad de sustituirlo por frutas o infusiones.
No solamente debemos prestar atención a la comida, si no también a la bebida. El agua siempre será la mejor opción, manteniéndonos hidratados y más en épocas de calor, dejando de lado bebidas azucaradas, gaseosas o con alcohol.
Estos buenos hábitos debemos practicarlos también en casa y prestar especial atención si tenemos niños, cuidando la cesta de la compra y la elaboración de los menús. Si tenemos una empleada de hogar que nos ayuda también en la cocina. Es muy práctico dejar menús elaborados con antelación y así poder equilibrar y controlar el consumo de nutrientes semanalmente, por ejemplo. Lo importante de un buen menú semanal es que sea variado y que sea equilibrado.

Cómo nos puede ayudar una empleada de hogar

Dependiendo de las necesidades de cada familia puede ser muy positivo que, a la hora de buscar una empleada de hogar, no solamente nos ayude con la limpieza o la colada, sino que sepa cocinar. En Domestic tenemos candidatas con una amplia experiencia en la cocina, lo cual nos hace ahorrar mucho tiempo y podemos tener más control en la alimentación de nuestra familia.
Tanto para los mayores, pequeños de la casa y para los padres es deseable llevar una rutina, y a veces no lo hacemos por la falta de tiempo, de nuestro día a día. Por lo que tu empleada de hogar se adaptará a vuestros gustos y costumbres y os ayudará tanto en las comidas diarias, como días especiales, alguna celebración o cuando hay invitados en casa.
Con nuestras empleadas de hogar de Domestic, podrás tener la comodidad de comer en casa, pero teniendo esa ayuda tan necesaria en los tiempos que vivimos, a veces incluso necesaria.
Contacta con nosotros sin compromiso, estaremos encantados de ayudarte!

VOLVER AL BLOG